Las 5 preguntas más odiadas en las entrevistas de trabajo

1 ¿Dónde te ves en 5 años?

Las respuestas correctas suenan tontas. Las tontas no te llevan a ninguna parte. Si contestás “gobernando esta empresa y, de paso, el universo” serás tachado de individualista. Si decís “creando una cooperativa con mis compañeros para mejorar el mundo” serás tildado de idealista y de poco emprendedor. Si contestás lo que te pasa por la cabeza en ese momento, por ejemplo, “dentro de 5 años me imagino en el Caribe amaestrando caimanes para rituales eróticos” te dirán que sigas participando. Todo lo que digas será usado en tu contra.

2. ¿Cuál es tu mayor virtud?

Evidentemente no es conseguir trabajo, porque es la vigésima entrevista laboral a la que asisto y algo me dice que no será la última.

como es una entrevista de trabajo3. ¿Cuáles son tus expectativas salariales?

Infinitas. Lo peor del caso es que, por lo general, antes de la entrevista tenés que rellenar una planilla respondiendo estas mismas preguntas. ¿Cuál es el problema señor entrevistador? ¿No sabe leer? Hágala corta que tengo que volver a mi otro trabajo, del que me escapé un ratito diciendo que mi mamá estaba en el hospital.

4. ¿Por qué querés dejar tu actual trabajo?

No queda bien que hables mal de tus compañeros actuales ni tampoco que expliques cortésmente que todas las razones se reducen -básicamente- a que necesitás más dinero. Entonces la única salida es caer en el penoso cliché “porque quiero ampliar mis horizontes y crecer personal y laboralmente, al mismo tiempo que crece la empresa”. Es eso o inventar que tu jefe te acosa o que tus compañeros te atan los cordones de los zapatos entre sí para que cuando te levantes te caigas de boca. No hay escapatoria.

Preguntas entrevista de trabajo5. ¿Cuál es tu peor defecto?

Esta es la peor. He intentado decir “me como las uñas” o “no tapo la coca cola y se le va la efervescencia”, pero la respuesta honesta sobresaltará al psicólogo que terminó en la rama más triste de la profesión, pues él estará esperando estas palabras mágicas: “mi mayor problema es que soy demasiado exigente conmigo mismo”. Escuchan ese estribillo a diario, pero cada vez que el entrevistado lo dice se les dibuja una sonrisa de complacencia y sienten en su interior que el mundo funciona tal como les enseñaron. Así y todo, esos individuos son los que tienen el poder sobre tu futura explotación como recurso humano.

Más listas en no te pases de lista

3 pensamientos en “Las 5 preguntas más odiadas en las entrevistas de trabajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.