El síndrome del One Hit Wonder de la Vida

Tantas biografías en la vuelta y tantas historias de vida en la tele, hacen que las personas se refieran a su propia existencia con recursos del espectáculo. En lugar de entrevistas laborales, se preparan para un casting, aunque se trate del más común de los trabajos. Incluso, muchas personas “normales” se entregan deliberadamente a una adicción a las drogas o a un período de zoofilia, solo porque sueñan con tener un programa-homenaje en el que puedan hablar de un “período oscuro”, del que salieron gracias a un viaje a la India o, en su defecto, a la Estancia La Aurora.

Por todo esto, no hay que extrañarse cuando nos encontramos one hit wonders (aquellos artistas que tuvieron un único hit en su trayectoria) en la vida cotidiana, es decir, personas que más allá del paso de los años siguen aferrándose a algún momento de éxito del pasado –generalmente muy relativo-.

Caso paradigmático en la farándula

Antes de acercarnos al One Hit Wonder de la Vida, debemos conocer su inspiración. Los ejemplos abundan, pero nuestro laboratorio de cientistas sociales prefirió no basarse en casos clásicos del norte, como Lou Bega, Los del Río, o Al Gore y centrar sus ojos en un caso del cono sur más que emblemático: Alcides.

¿Quién es Alcides?

La llamada música tropical está plagada de one hit wonders. El caso de Alcides es paradigmático, y no solo porque demuestra que se puede pelearla teniendo un nombre tan poco eufónico.

Alcides ha sido un cumbiero de profesión que clavó un hit (“Violeta”). No solo eso, también metió otro más (“Sopa de Caracol”), lo que para los fanáticos de la taxinomía lo convierte en un two-hit wonder. Pero el two-hit wonder no es más que un one hit wonder con bonus track.

Lo llamativo de Alcides es que, desde entonces ha vivido a caballo de su único hit por más de dos décadas, haciendo todo lo posible por conservar el mismo estilo, porte y figura de aquel entonces, tal como si el tiempo no hubiera pasado.

El One Hit Wonder de la Vida es un “Alcides Cotidiano”

Definición del One Hit Wonder de la Vida

Así como Alcides, el One hit wonder de la Vida es aquella persona que en algún momento de su existencia, por mérito propio o por una conjunción conveniente de los astros, alcanzó alguna forma de éxito y que, desde entonces no ha tenido otro momento igual de destacable. Esto en sí mismo no sería un problema, si no fuera porque ya han pasado 5, 10, 20, o más de 30 años desde aquel día, y todos menos él parecen notarlo.

¿Dónde vive el One Hit Wonder de la Vida?

Aunque te lo cruces en la panadería, el One Hit Wonder no está contigo, ya que suele vivir en un mundo paralelo, un mundo sin tiempo, detenido en el momento en el que fue un éxito. Por eso, su mayor enemigo es el tiempo del reloj.

¿Cómo detectar un one hit wonder en la vía pública?

Por lo general, entre los 3 y 10 minutos luego de entablar diálogo por primera vez, el One Hit Wonder de la Vida anunciará su greatest (and only) hit. Ejemplos:

  • “En el 97 tuve una mención en un concurso de narrativa joven”
  • “Yo era muy popular en el fotolog ¿En serio no te acordás de mi? Tenía pila de firmas”
  • “Cuando estaba en el liceo hice de dios en la obra de fin de año. Como era dios, mi voz aparecía en off. Pero fui el protagonista más todopoderoso. Todo el mundo me recuerda. ¿Seguro que no te acordás de mi?”

Típica autofoto de la era dorada del Fotolog

Prueba definitiva

Pero esas afirmaciones pueden ser casuales. Para confirmar que estamos delante de un One Hit Wonder de la Vida hecho y derecho, el enfermo volverá sobre ese tema unas dos o tres veces más a lo largo de la conversación, sin que esta lo requiera.

  • Por ejemplo, en una manida conversación sobre lo cambiante del tiempo y lo poco que aciertan los meteorólogos, el one hit wonder dirá: “Eso que decís me hace acordar a cuando me dieron la mención en un concurso de narrativa joven. Ese día salí muy desabrigado de casa, pero al momento de la ceremonia en la que me dieron la mención, estaba lloviendo a cántaros”
  • En un diálogo sobre una fiesta que se viene: “Si hay algo de lo que sé es de fiestas. En el 2005 organicé la primera fiesta de disfraces del fotolog. Fue un viaje”
  • O en una conversación sobre el aumento del boleto: “Claro, el aumento del boleto afecta en gran medida a los actores de teatro que tenemos que ir y venir de ensayo en ensayo y tomar 40 combinaciones. Cuando hice de Dios en mi obra, no tuve que moverme de casa, porque mi voz estaba grabada, pero me hubiese afectado de todas formas”

Por todo esto, es importante prender el detector de one hit wonders de la vida, para prevenir y prevenirse, pues nunca se sabe cuando podés convertirte en uno y comenzar a exudar tristeza y lástima por todos lados.

Tratamiento

Si conocés a alguien así, existen dos tratamientos avalados:

  1. Seguirle la corriente y dejarlo vivir en su pasado feliz, porque seguramente esté mejor así.
  2. Regalarle un almanaque y un reloj. Como terapia inicial se recomienda que el reloj sea de arena, para que el choque no sea demasiado fuerte.

Recibí más asistencia social

Posts Relacionados:

La sociedad de los hombres parados
Diccionario: Ya fue
Cómo ser cool con una remera de la 10 k

Un pensamiento en “El síndrome del One Hit Wonder de la Vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.