El síndrome de tener hijos. Un drama de por vida

Los hijos son la principal enfermedad de transmisión sexual. Aún con tasas de natalidad en descenso, los números siguen siendo apabullantes. Sin embargo, el problema que estudiaremos a continuación no está en los hijos, sino en sus responsables. De los mismos creadores de “Vida en pareja 4” y de “Mi amor esta noche cenamos arroz con sardinas”, no se pierdan “Hijos, un drama de por vida”.

Contagio

El contagio puede llegar de diferentes maneras. Puede ser un contagio planificado o espontáneo, puede ocurrir tanto a los 15 como a los 60. Pero, más allá de esta “lotería”, hay factores que promueven el avance de la enfermedad con más incidencia que otros. Uno de los más renombrados es el caso del “grupo de amigos”. Estadísticamente, si en cualquier grupo de amigos un miembro “se embaraza”, el 80% del resto de los amigos habrá “encargado” en cuestión de meses y el que no, estará puteando acerca de lo difícil que es adoptar en nuestro país.

Cómo darte cuenta de si tenés un hijo

Si aún no sabés si tenés un hijo o si sospechás que alguien cercano puede tener uno, no te preocupes, que MDE en conjunto con el Ministerio de Salud Pública lanzó la CDTP o Campaña por la detección a tiempo de la paternidad. Es que no es infrecuente levantarse y preguntarse ¿Qué hora es?, ¿Estará lloviendo afuera?, ¿Tendré hijos? Para casos como este, nuestros científicos han desarrollado el siguiente test. Su ventaja, su brevedad.

Test del hijo de MDE:

Primer paso: Ir a tu red social predilecta
Segundo paso: Fijarte en tu foto de perfil

Resultados:

A: Si es una foto tuya o si es la foto de cualquier otra cosa que no seas vos, -salvo un niño- entonces: felicitaciones, aún no tienes un hijo o, por lo menos, no has hecho los trámites de reconocimiento.
B: Si, por el contrario, en tu foto de perfil aparece un niño, bebé o placa de ecografía, entonces, bueno, alguien te lo tenía que decir: eres el poseedor de un hijo. Hay casos en los que ya ni siquiera aparece el progenitor con su hijo, sino directamente el hijo, en clara usurpación de identidad. Pero eso será tratado en otro artículo.
C: Si aparece una bandera de un equipo o un póster con estética Windows 95 con las combinaciones “hijos nuestros” o “sos el hijo de papá”, estaría buenísimo que consideraras la esterilización en este preciso momento.

Anatomía y psicología del padre

Describir a un hijo es muy fácil, pues todos somos uno. Sin embargo, no todos somos padres. Por eso, lo más sensato sería consultar qué piensa un padre acerca de ser padre. Pero eso es imposible o, siendo más exactos, inconducente. ¿Por qué no escuchar qué piensa un padre de su hijo?

Respuestas

A. Porque no (Esa es una respuesta de padre que los padres no pueden escuchar. Pero no nos lleva a ningún lado, así que pasemos a la siguiente)
B. Porque miente

Retroalimentación contínua

Principal trastorno de la paternidad

Los padres (y cuando decimos padres incluimos a las madres, no por ser presas de un machismo infatigable, sino porque antes de poner una arroba como marca de género neutro, o de inventar algo como “pmadres”, nos dejaríamos vejar por un mapache adicto al viagra) son personas bajo una fortísima presión que les impide dar una visión franca sobre sus hijos.

La mayor parte de los bebés que salen expulsados de la madre no suelen parecerse a un bello, puro y resplandeciente ser. Sin embargo, los padres deberán jurar que es la cosa más hermosa que han visto. Eso será tan solo el comienzo y, dentro de todo, un comienzo bastante agradable, pues el pequeño aún no ha aprendido a hablar. Luego, cuando el niño comience a adquirir cierta autonomía de movimiento y palabra, estaremos frente a una indomable criatura, que alcanzará su mayor expresión durante la adolescencia.

El impulso natural de un padre de adolescentes es el opuesto al que las revistas para padres recomiendan. Pero, una y otra vez, los padres reprimen sus sentimientos naturales y atribuyen cada desmán de su crío a una “etapa muy importante en su crecimiento”. Esa mordaza mental solo puede traer complicaciones. Por lo general, los padres sobrellevan la tenencia de un hijo con pequeñas válvulas de escape. De no hacerlo, es posible que la persona explote un día, que se rebele ante su propia criatura, y todos lo condenemos socialmente.

Por todo esto es que los padres se ponen de acuerdo y se mienten a sí mismos y entre sí, autoconvenciéndose de lo gratificante que es tener un niño, pues no hay otro camino para soportar esa carga de por vida. Pero la negación no es el camino. Por eso si sospechás que sos padre, o si  te parece que alguien cercano puede serlo, considerá el test de MDE como una puerta a una vida más honesta.

Tratamiento

Previo: anticonceptivos en general, abstinencia sexual, trabajar de animador de fiestas infantiles.
Posterior: rezar porque todo sea tan solo un sueño. Si no lo es, mirá a tu hijo como por primera vez. Si es un boludo, decíselo, puede llegar a ser el comienzo de una hermosa amistad.

 Recibí más asistencia social

Posts Relacionados:

Cómo ser cool cuando tu hijo toma decisiones poco cool
Diccionario: Mala gente
La sociedad de las adicciones ocultas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.