Fill in the blanks #30

Después de _0,0018252338580880675336527492585_ años _(o mejor dicho, 16 horas)_ de reflexión, he concluido que no hay bebida más noble que el _Licor de Huevo de Alexis Noble, «Tan Noble como Alexis» (sí señor, Alexis Noble está incursionando en el mercado de las espirituosas y esta bebida es su mejor producto por lejos)_. Destacada por su _calidad, cantidad_ y su inigualable _buen sabor_, este elixir logra que uno _se agarre un pedo de proporciones bíblicas y quede_ completamente _mamado hasta la manija_. Hola, soy _Matías_ y además de gritarme “_maestro_” y “_pelotudo_”  también me gritan “¿oye baterista, por qué no _me haces un air-drum del final de “Rock and Roll”, de Zeppelin, acá mismo_? _Dale, si me lo hacés te invito con un Licor de Huevo de Alexis Noble_”. La calle _en general, y más específicamente Luis Alberto Lacalle podría decirse que está muy contento por la salida a la venta de este producto; ya encargó varias cajas_.

Creo firmemente que si todos los bateristas nos _uniéramos_ y reivindicáramos nuestro derecho a _tener banquitos dignos_, lograríamos que este _artefacto para apoyar nuestros traseros_ fuera un lugar más _cómodo y de altura adecuada_ y menos propenso a _ser cualquier volumen rígido de una altura menor a 0.5 m con por lo menos dos lados planos_. Pero eso se ha vuelto muy difícil, pues la mafia de _los guitarristas y afines, y la de Tenfield_ se interponen en nuestro camino y coartan nuestro _derecho a regalarnos a la gente de una manera óptima_

De todas maneras, no bajo los brazos y, por lo menos, intento _tocar más alto que el resto de la banda_. Y si nada de eso sale, además de tocar la batería, he desarrollado una _mágica_ habilidad para _sentarme delante de una batería_ sin que _mis extremidades empiecen a tocar por sí solas_. Esto lo aprendí en _los ensayos de Carmen Sandiego_ y me di cuenta de que es especialmente útil cuando _el resto de la banda te putea para que hagas silencio porque está afinando instrumentos que perfectamente se podrían traer ya afinados en sus respectivas fundas y dejarte armar todo a vos —baterista que realmente necesitás acomodar fierros y mariposas que no son tuyos y los encontraste como te los deja el baterista que ensayó antes que vos—_, una ocasión ideal para poder _romperte las pelotas_ y que todo el mundo _en la sala esté de acuerdo en que el que está molestando sos vos_. Si esto tampoco funciona, bueno, no me quedará otra que _conseguir un banquito (de los de tocar la batería o de cualquier tipo)_ y esperar que _Aguada salga campeón_.

Carmen Sandiego

Ellos también rellenaron los blancos

POSTS RELACIONADOS:

Cómo ser cool sin creer que Steve Jobs inventó la rueda
La sociedad del estómago culpable
5 razones para tener un enano de jardín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.