La sociedad de los cerebros televisivos

La historia es más que conocida. Padres que se divorcian, niños a los que premian con televisión por cable para distraerlos de la vida demasiado real que transcurre en casa: generaciones enteras por siempre marcadas por su adicción a la caja boba.

Sucede que los adultos no siempre saben que lo que miramos de niños, mientras ellos nos prenden el televisor cuando tienen “problemas de grandes”, moldeará nuestra personalidad y dejará secuelas que perdurarán hasta la edad adulta. MDE consultó a varios psicólogos expertos en el tema para tratar de identificar cuáles han sido las peores influencias televisivas en las psiquis de generaciones enteras. Estos han sido los resutados más nombrados:

Futuros pot heads

El exagerado uso de estupefacientes, en particular la marihuana, tendría sus raíces en el consumo del hit televisivo Animaniacs entre los 8 y 15 años. El show ha dejado en el subconsciente de cientos de miles de espectadores la idea de que “estar re loco” es muy divertido y, por lo tanto, un estado deseable durante la mayor parte del tiempo posible. Si a esto agregamos la presencia de palomos mafiosos, un pollo que se hace pasar por humano y ratones de laboratorio que pretenden conquistar el mundo, la apología de las drogas es total y completa, ya que es la única forma de justificar al grupo de guionistas detrás de este éxito de taquilla de la animación.

Ojos visiblemente afectados que envían mensajes subliminales a los infantes.

Deformados por las sitcoms

Un mal muy común, especialmente entre aquellos nacidos en los 80s y 90s, es tener la psiquis totalmente malacostumbrada a las risas grabadas después de cada remate. Todos aquellos que crecieron mirando episodios de Seinfeld, Friends o That’s 70s show, saben de lo que hablo. Entre las excentricidades que aquejan a estos individuos, se encuentra su imperiosa necesidad por vivir en apartamentos con muchas puertas a las que nunca pasan llave para que los personajes secundarios de sus vidas puedan simplemente entrar en escena sin ser anunciados. Todo un reto para los agentes de bienes raíces, que no logran alquilar una propiedad a estos especímenes (ellos jamás comprarían) si el lugar no incluye un vecino excéntrico al otro lado del pasillo.

El modelo de vecino ideal para alguien que creció mirando Seinfeld.

Nacidos para estrellarse

Pocos han sido más afectados que aquellos que crecieron mirando programas de entretenimiento en sus vacaciones de verano. El canal E!, en especial, ha llenado el mundo de famosos wannabe dispuestos a ingresar a cualquier reality show a cambio de sus 15 minutos de Rial. Mientras otros niños soñaban con ser doctores o bomberos, estos pichones de participantes de Gran Hermano planificaban su vida en función de los cuatro bloques de The E! True Hollywood Story. A los 8 años ya sabían que para los 20 iban a tener algún problema familiar que pudiese justificar sus posteriores adicciones y para los 30 tenían programado un derrape que los hiciera tocar fondo. Todo esto para poder redimirse con una temporada en rehabilitación y una edad madura dedicada a recaudar fondos para salvar a niños tercermundistas de la fealdad de ser pobres.

lindsay lohan

Niña estrella con pecas, check. Adolescencia entre juzgados, rehabilitación y cirugías, check

¿Y si creciste mirando a Figuretti?

La tragedia, sin embargo, radica en todos aquellos que crecieron sin televisión por cable y, por lo tanto, mirando telenovelas protagonizadas por Thalia y capítulos repetidos de los Ositos Gummies hasta saberse todos los diálogos de memoria. Pero, el tema más conflictivo -aquel que solo algunos psicólogos se atreven a abordar- es qué pasa si creciste mirando a Figuretti. ¿Qué se hace con esa gente que ahora se muere por salir en las fotos de sociales de la revista Galería, que cuando ve a un famoso se saca una foto abrazándolo para subirla a Facebook, que vive todo el año esperando el verano para ir a Bikini a hacer celebrity hunting? ¿Quién se hace cargo de ese daño perpetrado a una generación entera de televidentes? Preguntas importantes que todos deberíamos hacernos y que todavía permanecen sin respuesta.

 Recibí más asistencia social

Posts Relacionados:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.