Wilson Capusotto y sus videos

Las cabezas creativas locales no descansan hasta lograr la mejor copia de lo que sucede en el extranjero. Esta vez, el afortunado espejo no ha sido otro que el programa argentino Peter Capusotto y sus videos. Con esta idea en mente, los impulsores de Montevideo Music Group presentaron una lista con las nuevas figuras de su cantera. Estos artistas protagonizarán la cuidada versión local del programa, con la aspiración de trascender la pantalla chica y grabar DVD’s con Tabaré Cardozo.

Suburbano Moraes

Un cantante que se aparta de la ciudad pero odia el campo. Lo suyo es el limbo, lo gris, el boleto metropolitano. En su composición más conocida, “Yo volveré por té”, aborda el problema de vivir en un lugar cerca de la capital, pero sin los víveres que ciertas sensibilidades necesitan para su diario vivir.

Dardo Darnodance

Un artista visceralmente contemporáneo. Con su obra, Dardo consigue llevar la poesía existencialista a la pista de baile moderna. Música para bailar, pero también para pensar. Si bien algunos han tildado sus composiciones de “música disco deprimente”, Dardo responde que lo único que busca es multiplicar las conciencias. Algunos slogans propuestos por la agencia que lo respalda son “la vida es una mierda pero hay que festejarla” y “música para apretarte una mina sin dejar de ser profundo.” Memorable es su pista “He olvidado la noche”, en la que se evoca la triste vida de un adulto que se vio obligado a dejar de bolichear.

Bailar pensando es bailar

Santiago Chala

Un buen día el gaucho médico de la selección se queda sin tabaco y, siguiendo el consejo del Nico Olivera, pega un 25. Desde entonces nada en el campo ha vuelto a ser lo mismo y el folklore, el reggae y el ska entran en comunión. Su obra cumbre, “Del templao”, sugiere subrepticiamente la construcción de un templo budista en las cercanías de la frontera con Brasil.

Eduardo Larbanoise

Un intérprete que toma el folclore para fusionarlo con el shoegaze. Un matrimonio excelente entre el arpegio de tierra adentro y la disonancia magnética onanista que no va a ningún lado. Sonic Youth pero con barba y mate. En “Zumba que zumba” vemos el resultado de una ardua investigación de los sonidos artísticos que se pueden producir mediante el uso inteligente de un enjambre de abejas africanas.

larbanois-carrero

Otros tiempos. Ya sin su ortodoxo compañero, Larbanoise reconstruye el folklore en clave noise

Rubén Plena y Los Mangangás Amarillos

Compromiso social con ritmo. Con la balada romántica a la droga dura, “Al Paco, vil vaho”, se distancia críticamente de la línea abierta por Santiago Chala; mientras que con “Cuando empieza a amanecer” desenfunda esa arma cargada de futuro que es la poesía, y nos pinta la hora en que termina la bailanta y nos volvemos a casa en plena resaca.

Dino Saurio

Cuando el hombre (o el niño) comienza a hacerse las preguntas importantes de la vida, no puede dejar de pensar en el origen. ¿De dónde viene la humanidad? ¿Qué había antes? ¿De dónde sale todo esto? Desde este marco histórico, Dino compone “Mil hongos de pelo largo”, obra que establece una relación evolutiva entre el reino fungi y la dictadura humana. Música arqueológica urbana.

Más listas en no te pases de lista

Posts relacionados:

Cómo superar el fin de una relación
Cómo ser cool sin convertir el agua en vino
Guía de supervivencia para el adolescente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.