Cómo mantenerse cool cuando tu hijo toma decisiones poco cool

Típico de gente cool: tener hijos. Cuando alguien cool tiene un hijo es diferente a alguien no cool. La gente cool tiene hijos con la misma dedicación con la que elige el diseño interior de su apartamento. Entonces, esa secuencia de actos tan natural para la mayor parte de los mortales, que consiste en tener sexo, hacerse el eva test, esperar a la cigüeña y matar el tiempo hasta que crezcan lo suficiente como para poder disfrutar de los nietitos, en las parejas cool es totalmente diferente.

En primer lugar, ellos no están pensando en los nietitos. Ni siquiera en su primer día de clase en el jardín. Para ellos cada día es una aventura. Son padres exageradamente activos que desean exprimir cada etapa y esperan que su primera palabra no sea “mamá” ni “papá”, sino cualquier otra. Por ejemplo, que debuten verbalmente con una palabra como “vinilo”, “ámbar” o “Adrián”. Obviamente, que eso solo se cumple en caso de que no haya ningún Adrián en la vuelta. Entonces es cool porque es arbitrario. Un viaje.

Kid costume David bowie Aladin Sane

A lad insane

Pero los nenes crecen. Eso es algo que los papis cool aprenden a golpes y porrazos porque, de repente, esas criaturas indefensas empiezan a tomar decisiones y, como es sabido, ser cool consiste en tomar una decisión cool atrás de otra. Pero esos pequeños demonios no disimulan su libertad y caen en los peores de los clichés. Por ejemplo, un buen día se ponen a coleccionar el álbum más choto, a pedir que lo lleven a ver la película más chota o a querer vestirse como una chota.

¿Qué hacer? Es difícil. Es un momento clave. Muchos dejaron de ser cool en esta instancia. No se los extraña. Otros intentan encarrilar con mayor o menor sutileza a ese pequeño de seis años que prefiere escuchar reggaetón en el Palacio Peñarol en lugar de pedir entradas para ver a Belle and Sebastian en Buenos Aires. La respuesta de los papis suele ser implacable. En primer lugar, empiezan a rodear a sus nenes de libros de tapa dura (pero de vértices curvos) y de juguetes didácticos que potencian su desarrollo cognitivo. En segundo lugar comienzan una campaña propagandística disimulada. Los hacen dormir con una balada de Bowie, les cambian a Mickey por Totoro y a Harry Potter por Willy Wonka.

Es una estrategia plenamente avalada por el establishment cool. Lo mejor de todo, sin embargo, es rodearse de pares en la misma situación. Si tus amigos aún no tienen hijos, OLVIDALOS. Hacé reuniones con los papis de los compañeritos del jardín. Estás en otra etapa. Acordáte de que ser cool consiste en ser lo más adecuadamente cool según la circunstancia. De lo contrario, nadie podría ser cool en un lugar como Uruguay.

Pasá por acá por más consejos sobre cómo ser cool. Me caés bien.

Posts Relacionados:

Cómo ser cool estando enamorado
Las 5 preguntas más odiadas en las entrevistas de trabajo
Cómo ser cool más allá del inclemente paso de los años
5 razones por las que mudarse se parece a irse de viaje
Cómo ser cool sin convertir el agua en vino

2 pensamientos en “Cómo mantenerse cool cuando tu hijo toma decisiones poco cool

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.