Cómo ser cool sin haber leído a Paul Auster

Típico de gente cool: leer. Pases a la hora que pases, siempre tienen un libro en actitud desordenada en algún lugar lejano a la biblioteca, como por ejemplo, arriba de una silla, debajo de su gato persa, o incluso, arriba de otros libros, en una pila que siempre combina volúmenes frescos con alguna joyita de segunda mano (si es en papel biblia, tanto mejor).

No sé bien a qué hora leen. Yo nunca encuentro el momento indicado para ponerme a leer todos los libros que me regalan cada año. He intentado leer en el ómnibus. Pero antes del trabajo siempre viene lleno y, aún cuando consigo lugar para sentarme, me siento espiado por decenas de ojos deprimidos, casi desnudo. A la vuelta es más difícil porque vengo cansado y solo pienso en llegar a tomar un vascolet y comer pan con manteca. Y después de eso una cosa lleva a la otra hasta que me duermo.

Sin embargo, me siento culpable por no haber leído esos tres libros de Paul Auster regalados por personas diferentes. “Y, ¿te gustó?” “Sí, muy buena la contratapa. Estuve leyendo las primeras páginas y creo que me va a interesar. Sobre todo su trabajo con los personajes…” “¿Cómo? ¿No la leíste?” “No, es que estuve ocupado

Esa conversación la tuve con el primero de mis amigos. Solo pude salir airoso al decirle que estaba ocupado leyendo OTROS libros de Paul Auster. “Ah, claro, es que leés uno y no parás. Sobre todo por esas traducciones españolas que tan naturales nos suenan a nosotros acá

un paul auster sentado

Obvio que a los otros ni siquiera les esbocé la posibilidad de no haber leído su regalo. Pero encontré la solución. Esos libros traen unas contratapas muy fluidas. Entonces, para mantenerse cool sin haber leído a Paul Auster, basta con aprenderse el comentario de algún crítico y citarlo. Ayer estuve con la amiga que me regaló elúltimodepolauster:

-¿Te gustó?

-Sí, obvio, me pareció que está dos pulgares arriba. El autor escribe a un ritmo vertiginoso, dosificando la información con precisión quirúrgica, en un viaje narrativo que llega al mismo puerto en que anclaron sus naves Celine, Rimbaud y… Pah, perdoná, no me acuerdo del otro.

-Nabokov. Seguro que es Nabokov el tercero. Yo sentí exactamente lo mismo que vos.

Pasá por acá por más consejos sobre cómo ser cool.

Un pensamiento en “Cómo ser cool sin haber leído a Paul Auster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.